Estocolmo: los privilegios de hacerse el sueco.


 

Sin poder recordar ni cómo ni cuándo, el destino elegido fue Estocolmo.

Para la ida con Ryanair por 26€, y para la vuelta con Norwegian por 40€. La verdad que no he vuelto a encontrar billetes por menos de 50 € ida/vuelta, pero no es cuestión de escatimar en viajes, más si se trata de 10 míseros euros.
El alojamiento, como suelo estar practicando últimamente, lo reserve en un Hostel con una habitación de 4 camas compartidas. No se trata de poder adquisitivo, se trata que cuando uno viaja solo tiene que sociabilizarse, y nada mejor que un albergue para compartir historias con personas de otros países. Para ser una de las capitales más caras de Europa, el alojamiento salió por 16€/ personas la noche, en el mismísimo centro de Gamla Stan (Old Town).

DIA 1.- JUEVES 28 DE ENERO DE 2016

Ya con los exámenes finalizados del grado (suspensos o aprobados es lo de menos), a las 9 puse rumbo al aeropuerto de Alicante. Al despegar el avión, quedaban por delante cerca de las 4 horas de vuelo.
Conforme íbamos aterrizando la imagen de Estocolmo era singular, y sabía que no habia visto país similar en características: un archipiélago de innumerables islas.

Al bajar del avión, la realidad se adueñó de mi piel con esos 2ºC, haciendo la noche acto de presencia a eso de las 15:30 horas. Por suerte, pronto cogí el bus que en menos de hora y media me llevaría hasta CentralStation. De allí el mapa TripAdvisor en mi móvil dejó de funcionar, y tuve que guiarme por un mapa recogido en la estación de tren de la capital para poder llegar a Old Town Hostel; por suerte estaba cerca.

Aquel día únicamente lo dedique a cenar por la zona, hospedarme y conocer a mi compañero de habitación.

DIA 2.- VIERNES 28 DE ENERO DE 2016

A las 7’30 ya estaba con ganas de ver que me depararía la ciudad. Si anochece a las 15’30, deberá de amanecer temprano, me dijo mi intuición. Craso error, eran las 8 y aun ni había salido el sol.

Algunas iglesias de la zona, los puentes cercanos al Palacio Real de los Reyes de Escocia, y algún monumento que otro; nada destacable que reseñar. Pero de repente, y como de la nada, en una pequeña plaza había una pista de patinaje sobre hielo. «Vamos a empezar el día patinando», y así fue la mejor forma de poder entrar en calor en aquella gélida ciudad.

CSC_0044 (Copy)
DSC_0035 (Copy)

Mientras seguía dirección hacia el City Hall (Ayuntamiento) algo muy curioso se adueño de mi: ¡el rio estaba congelado!. Pero, un momento… ¿cuánto de congelado?, eso había que indagarlo, y que mejor manera que bajar al rio y caminar sobre aquella desconocida capa de hielo. Por suerte para mi, el resultado fue satisfactorio, y no se rompió. Suerte la mia.

El Ayuntamiento de Estocolmo es mundialmente conocido por la «Blue Room» (Habitación Azul), donde todos los 10 de diciembre se celebra la nominación de los premios Nobel. Es una visita obligada, donde además podréis observar el resto de estancias donde se alojan los invitados, un órgano con 10.720 tubos, y el magnífico Salón Dorado (Gyllene Salen), con más de más de 18 millones de fichas, algunas de ellas bañadas en oro y otras de vidrio donde en una escena se representa el «mundo».

DSC_0079 (Copy)
DSC_0098 (Copy)
DSC_0101 (Copy)
DSC_0105 (Copy)
DSC_0110 (Copy)
DSC_0121 (Copy)
DSC_0127 (Copy)
DSC_0137 (Copy)

Ya caida la noche me encaminé a Hammarbybacken, donde a escasos 15 minutos del centro en metro, se encuentra una pequeña montaña, convertida en pista de ski. Esquiar mientras al fondo disfrutas del paisaje de la iluminada ciudad a tus pies, no tiene precio.
Tampoco tuvo precio ver cómo me caí por hacer el gilipollas subiendo en el teleski, arrastrando el cuerpo durante más de 20 metros; tierra trágame.

DSC_0146 (Copy)
DSC_0148 (Copy)
DSC_0153 (Copy)

El día había dado de sí, mañana tocaba día premium.

 

DIA 3.- SABADO 30 DE ENERO DE 2016

En mi lista imaginaria de «cosas que hacer en esta vida» aparecía este día; ¿Me atrevería?, me preguntaba mientras un escalofrío se adueñaba de mi cuerpo.

A solo 20 minutos de Estocolmo, Hellasgården es un lugar idílico donde los suecos se reunen para practicar sus deportes, o sencillamente tomar una relajante sauna: yo realizaría ambas.

Nunca podrás decir que has patinado realmente sobre hielo, hasta que no hayas patinado sobre un lago de agua congelada. Lo siento, pero la experiencia no se asemeja ni de lejos a ninguna pista «indoor» de hielo. Aquí lo normal es hasta sacar al perro a pasear sobre el mismísimo hielo, y tranquilos, que bajo tus pies hay más de 30 centímetros de puro hielo, para patinar sin miedo a morir congelado.

DSC_0167 (Copy)
DSC_0176 (Copy)
DSC_0178 (Copy)
DSC_0182 (Copy)

Llegaba el momento «critico»: la sauna.
En sí, la sauna es una actividad relajante y enriquecedora, mas aun si puedes charlar con suecos en su interior mientras ves como el reloj de arena disminuye por segundos. El problema tampoco es salir después a la intemperie a los casi 0º de temperatura ambiente para enfriarte, sino el bañarse en el mismo lago donde has estado patinado.
Como una imagen vale más que mil palabra, os ilustro y a la vez aconsejo realizar esta actividad al menos una vez en la vida, para sentir como miles de millones de agujas se clavan en tu piel al introducirte al gélido agua. Lo curioso es que después de aquello, puedes permanecer a la intemperie incluso bajo cero, sin tener el más mínimo frio.

Como moraleja, añadir que, en el transcurso del baño en el gélido agua, unas chicas permanecieron en el exterior de la sauna (aire libre), tapadas con una pequeña toalla, y yo diría que hasta tiritando. Cuando me dispuse a volver a entrar dentro de la sauna masculina, las chicas se acercaron y cordialmente me preguntaron cuál era el código de seguridad para volver a entrar. El código, que aun lo recuerdo entre carcajadas era 2901. Seguramente a ellas no se les volvería a olvidar, tras saber cuánto tiempo llevarían sentadas allí fuera.

DSC_0186 (Copy)
DSC_0187 (Copy)
DSC_0188 (Copy)
DSC_0189 (Copy)
DSC_0190 (Copy)
DSC_0191 (Copy)
DSC_0194 (Copy)

Tras las actividades, me pedí en el mismo Hellasgarden una hamburguesa. A los 20 segundos me entregan un plato con un trozo de pan y una hamburguesa cruda. Ignorante de mi, fuera habia una barbacoa, a la vez que repetía «a la parrilla sabe mejor».

A la tarde…

¿Habéis visto «Piratas del Caribe»?. ¿Os imagináis navegar en un buque similar, con sus cañones, trampillas y mástiles, mientras el capitán del barco amenaza con arrojaros a los tiburones y vosotros os escabullís saltando con la cuerda de popa a proa?.
El Museo Vasa conserva el único navío del siglo XVII que ha sobrevivido casi intacto hasta nuestros días, con un peso superior a las 1200 toneladas y unas dimensiones de 69 metros de proa a popa, este majestuoso e inmenso buque sencillamente impresiona.

DSC_0292 (Copy)
DSC_0297 (Copy)
DSC_0316 (Copy)
DSC_0318 (Copy)
DSC_0344 (Copy)

 

DIA 4.- DOMINGO 31 DE ENERO DE 2016

El avión parte a las 19’30 horas; aun queda día por disfrutar.

Skansen es un museo al aire libre, situado en la isla de Djurgården (Estocolmo) que data de 1891, con el fin de mostrar el antiguo modo de vida sueco. Además es zoológico, donde podréis encontrar especies tan cinematográficamente afamadas como Lobezno (Wolverine). Dato curioso: de ferocidad y fuerza desproporcionada a su tamaño, tiene la capacidad de matar a presas mucho más grandes que él.

DSC_0370 (Copy)
DSC_0372 (Copy)
DSC_0373 (Copy)
DSC_0379 (Copy)
DSC_0382 (Copy)
DSC_0396 (Copy)
DSC_0406 (Copy)
DSC_0409 (Copy)
DSC_0410 (Copy)

El Stockholms slott, o Palacio Real de Estocolmo, es la residencia oficial y el mayor de los palacios de la monarquía sueca. El palacio tiene 609 habitaciones y es uno de los mayores palacios reales del mundo que sigue en uso con su propósito original.

DSC_0437 (Copy)
DSC_0449 (Copy)
DSC_0451 (Copy)

El palacio está protegido por la Högvakten, la guardia real formada por miembros de las fuerzas armadas suecas. Esta guardia data de principios del siglo XVI.

DSC_0435 (Copy)
DSC_0439 (Copy)

 

Hasta aquí, la crónica de uno de los viajes en solitario en los que más he disfrutado. El regreso a España fue a las 00’00 horas. En breve entraba a trabajar. Os dejo un par de fotos más para deleite.

DSC_0006 (Copy)
DSC_0016 (Copy)
DSC_0024 (Copy)
DSC_0027 (Copy)
DSC_0059 (Copy)
DSC_0065 (Copy)
DSC_0076 (Copy)
DSC_0209 (Copy)
DSC_0423 (Copy)
DSC_0428 (Copy)
DSC_0456 (Copy)

Tu opinión nos importa. ¡Comenta!